Gato siamés

Tu blog sobre el gato siamés

Gatos Siameses: Origen, Curiosidades y Consejos

| 0 Comentarios

Gato Thai o conocido vulgarmente como gato siamés, así es como se conoce a esta raza de felino cuyo origen se encuentra en Tailandia. El siamés llega a Europa por primera vez en el siglo XIX, traído por los ingleses, siendo exhibido en el Palacio de Cristal de Londres. Tras esta primera aparición se realizó la distinción entre el siamés tradicional el cual se caracterizaba por un cráneo más redondo, y el siamés moderno, el cual tenía una forma craneal más ovalada.

El gato siamés data de una época muy antigua, fue en 1950 donde prácticamente tuvo su propio camino como raza, debido a los criadores de este. Que dieron la difusión necesaria, llegando incluso a formarse clubs dedicado a estos gatos siameses. Estas organizaciones prematuras, llegaron a ser grandes asociaciones en Europa y Estados Unidos, como la World Cat Federation y The International Cat Associaton. Precursoras de esta nueva raza, adoptaron al gato siamés como una de las grandes razas felinas.

Actualmente se sigue una corriente común entre las asociaciones felinas para conservar el siamés original; para esto, su intención es llevar de nuevo a Tailandia ejemplares con el objetivo de expandir y preservar el gen del primigenio gato Thai, y así diferenciarse del gato siamés occidental.

gato siamés

Curiosidades sobre gatos siameses

Duermen alrededor de 12 horas al día: El gato siamés pasa casi todo el día durmiendo, en las horas de sol el gato se dedica prácticamente a dormir, mientras que suele sentirse más activo en las primeras horas de la mañana y cuando cae la noche.

El bufido del gato. La razón por la que el gato bufa, es con la intención de disuadir a su enemigo, dando a entender que es venenoso y peligroso como lo es una cobra, la cual realiza un sonido parecido.

El ronroneo del gato. Con el ronroneo, el gato quiere manifestarnos un humor favorable hacia su dueño, muestra complicidad y conexión.

El gato araña nuestro sillón o sofá: Para marcar territorio, gracias al olor que desprenden las glándulas situadas en sus patas, y también para afilar sus uñas, el gato al igual que procura estar siempre aseado, para disminuir la posibilidad de que habiten parásitos en su pelaje, también se preocupa por encontrarse en una situación óptima para su propia supervivencia o para la caza. Su arma principal son las garras, las cuales procura tener siempre afiladas, puesto que es su principal instrumento de defensa y ataque.

Consejos para dueños de gatos siameses

A continuación le dejaremos unos cuantos consejos para que la cría de su gato siamés sea lo más correcta posible, y así disfrute de su gato lo máximo posible.

  1. Nunca le pegue a su gato: El gato no entiende de un comportamiento agresivo hacia él a modo de reprimenda por algún error cometido con anterioridad, por ejemplo si vemos a nuestro gato arañar nuestro sillón no servirá de nada golpearle, ya que el gato lo interpretará como un ataque, sin más. Y esto fomentará la agresividad en nuestra mascota. En su caso siempre es mejor pulverizar agua directamente hacía el.
  2. La mejor defensa es Bufar: Si ve que su gato quiere jugar con usted, pero de una manera agresiva, esto no es peligroso, ya que entre otros cachorros juegan a luchar para así mejorar su destreza en el combate, lo hace con la única intención de practicar con usted, pero esto puede no gustarle, es por eso que en vez de pegarle, lo mejor es bufar, como lo haría su madre, indicando que eso que está haciendo no está siendo aprobado por usted.

 gato siames - Tengo una cita ¿estoy guapo?

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.