Alimentación del gato siamés | ¿Qué come?

La alimentación del gato siamés es un aspecto importante que debe ser evaluado con precaución. Es una raza mediana con gran cantidad de músculos que demanda elevadas cantidades de proteínas. Sin embargo, muestran un apetito voraz que, de no controlarse con porciones ajustadas a su tamaño, pueden ayudarlos a desarrollar obesidad. A continuación, descubre qué comen estas admirables mascotas.

¿Cómo es la alimentación del gato siamés?

Cómo es la alimentación del gato siamés

Esta raza es conocida por su fortaleza física y por su poca propensión a las enfermedades. Sin embargo, parte de su robustez depende en gran manera de una correcta  alimentación del gato siamés. Esta puede ayudar a preservar la salud y garantizar que esté saludable. Los factores que rigen una buena alimentación son:

Pienso seco

El gato siamés en cualquiera de sus edades necesita pienso seco de buena calidad, pues contiene las propiedades que necesitan según el tamaño y peso. Por ejemplo:

  • Cuando son pequeños, requieren de proteínas que lo ayuden a desarrollarse adecuadamente. La mayoría de las marcas incluyen vitaminas, minerales y calcio para favorecer el crecimiento de los huesos.
  • Al llegar a la edad adulta, el pienso seco de la alimentación del gato siamés debe contener grasas saludables, proteína y fibras. También, vitaminas, minerales y Omega 3.
  • En la edad de la vejez, los gatos son propensos a desarrollar obesidad debido a que no realizan ejercicios. El alimento contiene sustancias que lo ayudan a sobrellevar algunas dolencias y se reduce el contenido de grasas y proteínas.

Existen alimentos para gatos castrados, que contienen un equilibrio de los nutrientes para evitar el sobrepeso. El veterinario puede recomendar el mejor.

Pienso húmedo

Los alimentos húmedos para gatos siameses o de cualquier raza, incluye enlatados, sobres y salsas. Por lo general, estos contienen un elevado contenido de carbohidratos por lo que deben suministrarse con precaución, solo una o dos veces por semana. Lo ideal es que contenga un 25% de materia grasa, 35% de proteínas, vitaminas y minerales que complementen la ingesta diaria.

Al suministrar este tipo de alimento, el gato puede decidir si le gusta o no. Aunque ambas tienen un sabor parecido, las texturas pueden ayudarlo a preferir una u otra. Sin embargo, antes de ofrecérselos se recomienda leer la etiqueta.

 Alimentación casera

La dieta casera en la alimentación del gato siamés es indispensable para complementar el pienso seco y húmedo. Esta puede contener elevados niveles de proteína provenientes del pescado, pollo, carne, pavo, jamón y atún. La recomendación es proporcionarlos cocidos para evitar que desarrollen trastornos digestivos y, en el caso del pescado, retirar las espinas.

Si el minino tiene manías al momento de comer, el veterinario puede prescribir algún multivitamínico que supla las necesidades de nutrición. Asimismo, se recomienda colocar abundante agua limpia y bebidas especiales para que el animal deseche el pelo ingerido.

Consideraciones importantes en la alimentación del gato siamés

Consideraciones importantes en la alimentación del gato siamés

Es importante vigilar que la alimentación del gato siamés sea equilibrada e integre pienso seco, húmedo y comida casera. Sin embargo, existen otros factores que se deben considerar al momento de planear su dieta y el médico veterinario puede ser de gran ayuda. Entre estos se encuentran:

Destetarlo a los 3 meses

Los gatos al nacer dependen de su madre, pues no ven ni oyen. Por tal razón, la alimentación debe ser única y exclusivamente materna. Luego, con la aparición de los dientitos, se les puede suministrar algún tipo de pienso humedecido para iniciar la introducción de otro tipo de alimentos.

Peso del animal

El peso del animal es algo que se debe considerar al planear la alimentación del gato siamés. Esta es una raza que suele ser esbelta, estilizada y fina, por lo que requiere de alimentos ricos en proteínas para garantizar el mantenimiento de los músculos. El peso promedio puede ir desde 2 a 5 kg. Mantener el equilibrio es ideal para evitar sobrepeso y obesidad, así como los riesgos que esto conlleva.

Suministro de alimento suficiente

Los gatos siameses son conocidos por tener un apetito voraz, pero también, un metabolismo acelerado. Por ello, conviene dar alimentos hasta que esté satisfecho. Si se sobrepasa, se corre el riesgo de una sobrealimentación. Observar los hábitos de alimentación puede ayudar a ajustar las dosis y tamaño de las porciones. Si el minino está en su peso ideal, se le puede dejar algunas croquetas para que disfrute durante el día.

Suministrar carnes

La alimentación del gato siamés, al ser un animal felino, requiere de carnes. Su sistema digestivo está preparado para digerir estos alimentos. Si se incrementa el suministro de cereal, vegetales, frutas o granos, puede provocar un desequilibrio en el proceso de digestión. A su vez se puede estimular un incremento de las toxinas y debilitamiento del sistema inmune.

En conclusión, la alimentación del gato siamés es un aspecto de gran importancia al establecer los cuidados del animal. Es importante brindar una dieta balanceada que integre los nutrientes que el felino necesita. Lo ideal es que mantenga su peso y se conserve sano.