Gato siamés bebé | ¿Qué debe comer y cómo cuidarlo?

El gato siamés bebé es una de las razas de felinos más atractivos que existen en el mundo de las mascotas. Son muy curiosos, despiertos, juguetones y les gusta compartir con su amo en todo momento demandando gran cantidad de atención. Si te gustan los gatos, conoce qué deben comer, como deben ser cuidados especialmente cuando son unos pequeños bebés.

Alimentación del gato siamés bebé

Alimentación del gato siamés bebé

Los gatos siameses son mascotas de raza mediana que, por lo general, son muy saludables y poco propensas a las enfermedades. En lo que respecta a la alimentación, es indispensable que esta se mantenga dentro de los límites normales para evitar el sobrepeso. Lo ideal es mantener el equilibro entre:

Comida o pienso seco

Un gato siamés bebé en época de crecimiento requiere de una alimentación balanceada alta en proteínas y grasa. En el mercado existen diversas marcas que ayudan a suplir estas necesidades. Aunque poseen un apetito voraz, se recomienda suministrar alimento hasta quedar satisfechos, para evitar sobrealimentarlo. El veterinario recomendará la porción ajustada a su tamaño y peso.

Comida húmeda

El pienso húmedo se refiere a los alimentos enlatados o en sobres disponibles en el mercado. Por lo general, estos tienen un aporte de proteínas del 35%, entre 15% y 25% de contenido graso y un 5% de carbohidratos. Asimismo, proporciona Omega 3 y 6, vitaminas y minerales como sodio, calcio, potasio y magnesio. Es recomendable vigilar de cerca las porciones y la frecuencia del consumo de este tipo de alimentos.

Alimentos caseros

Los alimentos caseros también son imprescindibles para complementar una dieta balanceada. Se recomienda dar jamón, pavo, salmón, el bacalao y pescado como la merluza. Para facilitar una correcta digestión se puede hervir o cocer un poco a la plancha.

La dieta debe ser variada y equilibrada, acompañada de un buen consumo de agua para facilitar la expulsión del pelaje del estómago. Mantener limpio los comederos y bebederos ayuda a conservar la salud y el bienestar del pequeño.

Cómo cuidar un gato bebé

Cómo cuidar un gato bebé

Mantener un gato siamés bebé en buen estado es una tarea ardua que requiere dedicación. Por tal razón, entre las labores de cuidado se encuentran:

  • Se debe destetar y separar de la madre después de cumplir las 12 semanas de edad. Si se realiza antes se incrementa las posibilidades de enfermarse o crecer débil, con problemas de salud.
  • Es necesario que realicen ejercicio, pues son muy activos. El adiestramiento debe estar libre de gritos, golpes y maltratos. Se aconseja mucha paciencia.
  • Se debe iniciar cuanto ante el esquema de vacunación, desparasitación y de controles veterinarios. Aunque son animales sanos, pueden desarrollar trastornos cardíacos congénitos o infecciones respiratorias.
  • El rascador y los juguetes no deben faltar, con ello se afilan las uñas y se distraen cuando están solos.

En conclusión, un gato siamés bebé requiere de una correcta alimentación y cuidados especiales según la edad del felino. Al ser animales juguetones, divertidos y muy extrovertidos necesita de atención gran parte del tiempo. Estas acciones redundarán en beneficios para su salud física y mental.