Comportamiento del gato siamés | Características de su personalidad

Uno de los aspectos más sobresaliente de esta raza es el comportamiento del gato siamés. Muchos expertos lo han catalogado como un perro, ya que la relación e interacción que llega a desarrollar con su amo es especial. Se caracteriza por ser amoroso, curioso, travieso, cariñoso y fácil de entrenar. A continuación, apunta algunas características de su personalidad y descubre aspectos interesantes de esta admirable raza felina.

Carácter y comportamiento del gato siamés

Carácter y comportamiento del gato siamés

El comportamiento del gato siamés se desprende de un carácter sociable y una fuerte necesidad de establecer vínculos con su amo. Si son criados dentro de un entorno familiar y amoroso es muy posible que desarrolle apego por los otros integrantes de la familia, incluyendo otras mascotas sean o no de la raza. Algunas de las cualidades que presentan son:

Curiosos y cariñosos

Los gatos siameses en cualquiera de sus edades tienden a ser muy curiosos, una habilidad suministrada por una gran inteligencia y gran capacidad de observación. Esta particularidad hace que sean animales dados al juego con los niños, a correr, trepar paredes y lugares altos. Les encanta columpiarse y hacer travesuras frecuentemente.

Son cariñosos ya que cuentan con la habilidad de desarrollar sentimientos por sus amos. Aunque es parte del comportamiento del gato siamés, el hecho de sentirse rechazado puede llevarlo a desarrollar depresión. Asimismo, necesitan una buena dosis de juegos al día y con gran contenido de drama se quejan al no conseguir lo que desean.

Facilidad de entrenamiento

Un gato siamés posee gran cantidad de energía física, por lo que requiere de entrenamiento para canalizarla de la mejor manera. Durante esta fase de educación es necesario tener en cuenta:

  • Evitar los gritos, golpes, movimientos bruscos y refuerzos negativos, ya que puede ser contraproducente y lograr el efecto contrario en el animal.
  • Es necesario ser fuertes con las normas y no dejarlos salir con las suyas. Ante estos consentimientos, es posible que hagan lo que deseen destruyendo muebles, cortinas, puertas y teniendo un comportamiento de mimado.
  • Disponer de juguetes en su espacio para que jueguen a cazar, hurgar y buscar, ya que los ayuda a desarrollar inteligencia.

Muchos dueños han probado enseñarles a andar con una correa e incluso defecar en la taza del baño y les ha resultado efectivo el entrenamiento. No obstante, a pesar de ser una raza muy dócil para entrenar, requiere esfuerzo y paciencia llegar a educarlos.

Son comunicativos

Otro aspecto destacado del comportamiento del gato siamés es la habilidad que tienen para comunicarse. Pueden vocalizar distintos sonidos que ayudan a determinar si está en peligro, tiene alguna necesidad o solo requiere de atención y juegos. Al ser tan comunicativo, es posible que se la pase maullando en todo momento, indicando cómo se siente.

Durante los períodos en que la hembra entra en celo, es posible que los sonidos se vuelvan abrumadores. Por tal razón, se deben tomar medidas necesarias para evitar las molestias.

Son aseados

Los gatos siameses suelen ser animales sanos debido a lo aseado que son y las rutinas de limpieza que realizan. Para favorecer esta cualidad, se puede ayudar ofreciéndoles un baño cada cierto tiempo y cepillado del pelaje hasta dos veces por semana. Asimismo, se deben mantener aseados el comedero y bebedero para que no se sienta incómodo. Suelen dormir hasta 12 horas al día.

Naturaleza del gato siamés

A pesar de que el comportamiento del gato siamés es cariñoso, tolerante, amigable y curioso, por ello no deja de ser un gato. Por tal razón, es posible que ante un ejemplar siamés sea necesario soportar y corregir de vez en cuando las siguientes reacciones:

  • Son territoriales: Es un animal amoroso que establece relaciones con otros seres, pero respeta sus límites en cuanto a espacio. Puede que responda ante lo que considere una invasión a espacio personal.
  • Son celosos y posesivos: El vínculo que desarrolla con el amo puede llegar a ser tan fuerte que ante la presencia de un tercero, puede generar un comportamiento grosero.

Les encantan las aventuras, por ello, siempre están explorando las cosas y rompiendo objetos. Conviene tener en cuenta estos aspectos al momento de llevarlos a vivir a casa, especialmente en apartamentos. 

Mitos sobre la personalidad del siamés

Mitos sobre la personalidad del siamés

Debido a que es un animal proveniente de la realeza Siam de Tailandia, se han desarrollado mitos sobre el  comportamiento del gato siamés. Alguno de los más destacados son:

  • Son tímidos: Esto no es cierto, aunque pueden llegar a ser escurridizos ante personas que no conoce. En caso de que se advierte este comportamiento, se recomienda consultar  con el veterinario.
  • Son egoístas: Si el animal se ha criado en un ambiente amoroso, no desarrollará esta tendencia. Si el entrenamiento ha sido con refuerzos negativo, el comportamiento será correspondido.

Por lo tanto, el comportamiento del gato siamés es una particularidad de su raza. Son amables, cariñosos, curiosos, inteligentes y sociables. Sin embargo, por su naturaleza felina puede que en algún momento desarrolle actitudes molestas para el amo. Con paciencia y amor se pueden corregir.