Cuidados del gato siamés | Aspectos a tener en cuenta

Los cuidados del gato siamés están relacionados directamente con la preservación de la salud  y los rasgos físicos del animal. Además, al ser un animal tan hermoso, juguetón, travieso y cariñoso, la atención en lo que se refiere a horas de juego suele ser importante. Al ser activos y caseros, es probable que haya que adaptar algunas rutinas para que estén cómodos. Apunta a continuación algunos aspectos a tener en cuenta para que tu mascota esté feliz.

Cuidados del gato siamés: Aspecto físico

Cuidado del gato siamés: Aspecto físico

El gato siamés se caracteriza por contar con una figura esbelta y estilizada, por lo que contiene gran cantidad de músculos. Asimismo, posee un pelaje asombroso que, aunque esta adherido a la piel, se destaca por ser brillante y muy sedoso. Por tal razón, los cuidados del mismo suelen ser:

Alimentación

Por lo general, los gatos siameses poseen un apetito voraz que les permite consumir grandes cantidades de comida. Sin embargo, si no se vigilan las porciones puede desarrollar obesidad y los riesgos que esta conlleva. Para evitar los riesgos es necesario:

  • Ofrecer pienso seco de gran calidad con alto contenido de proteínas.
  • Suministrar dos o tres veces por semana comida de tipo húmeda, que contiene niveles balanceados de proteínas, grasas y carbohidratos.
  • Dar alimentos caseros como jamón, pescado o pavo para balancear la alimentación.

También, se debe suministrar agua en las cantidades que desee para que se mantenga hidratado y active el proceso digestivo. Es necesario asegurarse de que consuma los nutrientes necesarios, incluyendo el omega 3.

Pelaje

Parte de los cuidados del gato siamés consiste en proteger el manto denso de pelaje que posee. Aunque ellos se encargan de limpiarlo, se puede apoyar cepillándolo 2 o tres veces por semana con un cepillo para gatos. De esta manera se elimina la cantidad de pelo muerto. Para mantener la sedosidad, es necesario incluir omega 3 en la alimentación del minino.

Ambiente general

Una de las obligaciones de los dueños de un gato siamés consiste en proporcionarle un entorno agradable y limpio. Estos animales son caseros, por lo que difícilmente se vayan con gatos callejeros. Por tal razón, es necesario suministrarles:

  • Una caja de arena para que realice sus necesidades. Debe mantenerse limpia y retirar frecuentemente las heces.
  • Comederos y bebederos personales, que deben estar limpios en todo momento.
  • Disponer de una cama acolchada y confortable.

Aunque es un animal independiente, el cuidado del gato siamés ayudará a que se mantenga sano y saludable. Esto puede prolongar su vida hasta llegar o superar los 20 años de edad.

Consulta con el veterinario

Los cuidados del gato siamés también implica la visita frecuente al veterinario. Desde que se adopta, este profesional puede evaluar el estado de la salud y ofrecer algunos consejos para que se mantenga sano. Asimismo, puede iniciar un esquema de desparasitación, vacunas y revisiones, para asegurarse de que esté saludable.

Cuidados en el comportamiento del siamés

Cuidados en el comportamiento del siamés

Los gatos siameses son conocidos por tener una gran cantidad de energía que puede resultar abrumadora para los dueños. Además, demandan atención en lo que respecta a juegos, mimos, ejercicios y entretenimiento. Para asegurarse de su salud mental, es necesario tomar en cuenta:

  • Mantenerlo activo con juguetes y elementos que lo mantengan distraídos. Puede ser ratones de peluche, ovillos de lana, postes o cualquier otro juguete de preferencia. No debe faltar el afilador de las uñas, así como enseñárselos a usar.
  • Educación fuerte, pero con cariño. A los gatos siameses se les puede enseñar a cargar arnés y a hacer otras cosas llamativas, sin embargo, el proceso de adiestramiento debe ser con cariño. Estos mininos no toleran los regaños fuertes, llegando a desarrollar depresión.
  • No deben faltar las caricias en el lomo, en la pancita y en la barbilla. Cada ejemplar tiene manías distintas, por lo que será necesario conocerlo.
  • Es necesario que haga ejercicios. Esta actividad física se puede realizar a través de juegos, carreras  y otro tipo de entretenimiento. No solo se mantendrá sano, sino que desarrollará inteligencia.

En conclusión, los cuidados del gato siamés implica actividades propias de la adopción de una mascota. Esta raza se caracteriza por ser saludable, sana, cariñosa y muy activa, por lo que la parte de los cuidados sirven como complemento. Sin embargo, son esos detalles los que lo ayudan a estar cómodos y saludables en todo momento.